inicio

ateneo

escuela de formación

jurídico-sindical

legislación

memoria

guías

boletines

informes

acuerdos confederales

  GUIA DE ELECCIONES SINDICALES 2014

Guías jurídico-sindicales

 

 

I       NORMAS DE APLICACIÓN AL PROCESO DE ELECCIONES SINDICALES DEL PERSONAL FUNCIONARIO, ESTATUTARIO Y LABORAL AL SERVICIO DE LAS ADMINISTRACIONES PUBLICAS.

 

II      INTRODUCCIÓN

 

III    PERSONAL LABORAL AL SERVICIO DE LAS ADMINISTRACIONES PÚBLICAS: ESPECIALIDADES

 

IV    ÓRGANOS DE REPRESENTACIÓN DEL PERSONAL FUNCIONARIO

 

V     PROMOCIÓN ELECTORAL

V.1     ¿QUIÉN PUEDE PROMOVER ELECCIONES?

V.2     SOLICITUD DE CENSOS A LAS ADMNSITRACIONES PÚBLICAS.

V.3     PROMOCIÓN DE ELECCIONES. ¿CÚANDO SE PUEDE PROMOVER

V.4     ¿CÓMO SE PROMUEVEN LAS ELECCIONES?.

V.5     ¿DÓNDE SE PUEDEN PROMOVER LAS ELECCIONES?- UNIDADES ELECTORALES.

V.6     OBLIGACIONES DE LOS PROMOTORES.

V.7     OBLIGACIONES DE LA AUTORIDAD LABORAL.

V.8     OBLIGACIONES DEL ÓRGANO COMPETENTE EN MATERIA DE PERSONAL

 

VI    PROCEDIMIENTO ELECTORAL.

VI.1       JUNTAS DE PERSONAL.

VI.1.1        Preaviso.

VI.1.2        Mesa electoral.

VI.1.3        El censo de personal funcionario y censo electoral.

VI.1.4        Electores y Elegibles.

VI.1.5        Publicación del censo electoral provisional y censo electral definitivo.

VI.1.6        Candidaturas.

VI.1.7        Proclamación provisional de candidaturas y proclamación definitiva.

VI.1.8        La campaña electoral.

VI.1.9        Votación.

VI.1.10      Voto por correo.

VI.1.11      Escrutinio y atribución de resultados.

VI.1.12      El recuento de votos.

VI.1.13      Atribución de resultados.

VI.1.14      El acta global de escrutinio.

VI.1.15      Rectificación de anomalías.

VI.1.16      Publicación de resultados.

VI.1.17      Registro del acta.

VI.1.18      Supuesto de denegación de registro de actas y subsananción de errores en las actas.

VI.2       DELEGADOS Y DELEGADAS DE PERSONAL.

VI.2.1        Preaviso y promoción:

VI.2.2        Mesa electoral

VI.2.3        Plazos del proceso:

VI.2.4        Censo electoral:

VI.2.5        Electores y Electoras y Elegibles.

VI.2.6        Presentación de candidatos y candidatas.

VI.2.7        Campaña electoral:

VI.2.8        Votaciones:

VI.2.9        Voto por correo:

VI.2.10      Escrutinio y Atribución de Resultados:

VI.2.11      Registro de actas

 

VII      PROCEDIMIENTO ARBITRAL.

 

VIII     IMPUGNACIÓN DE LA RESOLUCIÓN ADMINISTRATIVA QUE DENIEGUE EL REGISTRO DEL ACTA ELECTORAL.

 

IX    OTROS MEDIOS DE IMPUGNACIÓN JUDICIAL EN MATERIA ELECTORAL.

 

X  . CONSEJOS FINALES.

 

XI    MODELOS NORMALIZADOS Y FORMULARIOS.

 

 

 

 

ELECCIONES SINDICALES EN LAS ADMINISTRACIONES PÚBLICAS



VI.- PROCEDIMIENTO ELECTORAL-1

 


Se denomina “proceso electoral” al periodo comprendido entre la constitución de la Mesa Electoral (inicio) y la remisión del acta a la OPR (final). La delimitación del concepto de “proceso electoral” es importante, a los efectos de determinar las materias que pueden ser objeto de impugnación a través del procedimiento arbitral, tal y como se explica en el capítulo VII de esta Guía.

 

 I.1           JUNTAS DE PERSONAL

Las elecciones a Juntas de Personal se desarrollan en aquellas unidades electorales que cuentan con más de 50 personas funcionarias, de acuerdo con la distribución hemos visto con anterioridad.

I.1.1       PREAVISO.

Es el documento que pone en marcha el proceso electoral. Pero es la fecha de constitución de la Mesa Electoral, que se indica en este documento, la que marca el inicio real de las elecciones.

A partir de ese momento toda la maquinaria electoral ha de estar preparada.

I.1.2          MESA ELECTORAL

Es la pieza básica del proceso electoral en las elecciones a Juntas de Personal, y la encargada de dirigir el proceso electoral. Debemos en consecuencia, observar en todo momento su actuación, para evitar que sea manipulada, o bien que no cumpla con la normativa electoral.

I.1.2.a)      TIPOS DE MESAS ELECTORALES.

  • 1.      Mesa Electoral Coordinadora.

En el caso de que existan varias mesas, se constituirá una mesa que tiene la faculta del de distribuir las Mesas de la Unidad Electoral.

En virtud del artículo 25 de la LORAP, y el artículo 9.3 del RD 1846/1994, la mesa electoral coordinadora podrá ser asistida técnicamente por un/a representante de los sindicatos que tenga capacidad para promover elecciones sindicales, según las reglas que hemos en el epígrafe 1 del capítulo V de la presente guía.  Este precepto es ciertamente restrictivo pues habilita a nombrar un asistente técnico para los sindicatos legitimados para promover, y no para aquellos que sin tener capacidad para la promoción de elecciones sindicales si han presentado una candidatura.

  • 2.      Mesa Electoral única.

Cuando por el número de funcionarios y funcionarias sólo haya que constituir una mesa, recibe el nombre de Mesa Electoral Única.

Si la solo hay una Mesa Electoral ésta asumirá la dirección y el control de todos los trámites del procedimiento electoral, y tendrá la misma composición y funciones que las señaladas con respecto a las Mesas Electorales Coordinadoras.

  • 3.      Mesa Itinerante.

Se podrá constituir en aquellas unidades electorales en las que la dispersión de los centros de trabajo lo aconseje. Su constitución podrá ser decidida:

  • -   bien por los sindicatos con capacidad para la promoción de elecciones, en la unidad electoral en la que se pretenda constituir la Mesa Itinerante o,
  • -   por la Mesa Electoral Coordinadora, cuando así lo estime necesario, y no sea propuesta su constitución por los sindicatos legitimados para la promoción.

Estas Mesas itinerantes, se desplazarán sucesivamente a los diferentes centros de la unidad electoral por el tiempo que sea necesario.

La Administración está obligada a facilitar los medios de transportes adecuados para los miembros de tales Mesas electorales y los Interventores, y se hará cargo de todos los gastos que implique el proceso electoral

La norma establece un especial cuidado al respecto del funcionamiento de estas Mesas, dada su naturaleza “itinerante” y por ende el sistema de votación que conlleva, velando especialmente, por el mantenimiento del secreto electoral y la integridad de las urnas.

I.1.2.b)      CONSTITUCIÓN DE LAS MESAS ELECTORALES.

Como hemos visto el preaviso debe de estar publicado durante 12 días hábiles en el tablón de la unidad electoral, transcurrido este período, el órgano competente en materia de personal dará traslado del escrito de promoción a los funcionarios que deban constituir la mesa o, en su caso, las mesas electorales, poniéndolo simultáneamente en conocimiento de los promotores. Se levantará acta de tal efecto, que deberá ser suscrita en el preaviso, y que marca el inicio del proceso electoral propiamente dicho.

En esta comunicación se hará constar:

1. Antigüedad.

2. Edad

Las Mesas Electorales se constituirán formalmente mediante Acta otorgada al efecto conforme a un Modelo normalizado, en la fecha fijada por los promotores en el preaviso.

Los sindicatos podrán solicitar al Presidente de la Mesa fotocopia de dicha Acta de constitución. (Es importante pedirla siempre).

I.1.2.c)      COMPOSICIÓN DE LAS MESAS ELECTORALES.

La Mesa Electoral Coordinadora está compuesta por tres miembros, de acuerdo con la siguiente distribución:

-    El funcionario o funcionaria de más antigüedad en la unidad electoral, será el que actúe como PRESIDENTE.

-    DOS VOCALES, que serán los funcionarios o funcionarias de mayor y menor edad de entre los incluidos en el censo correspondiente, actuando el o la de menor edad como Secretario o Secretaria.

A estos tres miembros titulares se les nombrarán los correspondientes suplentes, para aquellos supuestos de que alguno de ellos estuviera imposibilitado para desempeñar el cargo (enfermedad, accidente o fuerza mayor, o para el caso en que sea componente de alguna de las candidaturas). En caso de surgir la imposibilidad de ser miembro de la Mesa, se deberá comunicar a ésta con la suficiente antelación, para que sea posible su sustitución por el correspondiente suplente. Los suplentes serán los siguientes en antigüedad y edad a los titulares.

Las demás Mesas que se constituyan estarán formadas por los siguientes funcionarios o funcionarias en edad y antigüedad, de acuerdo con lo establecido en el artículo 10.2 del RD 1486/1994, que dispone:

Los Presidentes y Vocales de las demás Mesas electorales serán los de más antigüedad, mayor y menor edad de los funcionarios incluidos en el censo de cada una de las mesas electorales, nombrándose también como Secretario al de menor edad entre los Vocales”.

Nota: Los cargos de Presidente, Vocal y Secretario son irrenunciables

Respecto a las y los integrantes de las Mesas, hemos de indicar que ninguno de ellos podrá ser candidato/a y, de serlo, le sustituirá en ella el suplente. Dicho de otro modo, si alguno de nuestros futuros candidato fuesen nombrados miembros de una Mesa Electoral, deberá comunicar dicha condición de candidato y será sustituido por el suplente.

La Mesa Electoral Coordinadora podrá estar asistida técnicamente por un/a representante de cada uno de los sindicatos que tengan capacidad para promover elecciones en la unidad electoral correspondiente.

La asistencia técnica de un/a representante de la Administración, sólo se producirá a requerimiento de la Mesa Coordinadora. Si no existe este requerimiento, no tiene que asistir. No debemos confundir esta asistencia técnica con los interventores de Mesa.

NÚMERO Y DISTRIBUCIÓN DE LAS MESAS ELECTORALES.

La regla general, en orden a determinar el número y la ubicación de las Mesas electorales (Artículo 9 del RD 1846/1994), es el acuerdo mayoritario celebrado entre los sindicatos con capacidad para promover elecciones en la unidad electoral. Este acuerdo compete a las organizaciones sindicales presentes en la unidad electoral y que tengan capacidad para promover elecciones en dicha unidad con independencia de que no hayan presentado preaviso.

A falta de acuerdo al respecto, la norma prevé cómo y en qué número se constituirán las Mesas, así:

-    Una Mesa electoral por cada 250 funcionarios/as o fracción,

-    Es la Mesa Electoral Coordinadora, cuando existan varias mesas, la que tiene la facultad de distribuir las Mesas en la unidad electoral.

La Mesa Electoral Coordinadora es de constitución obligatoria, en los supuestos en los que en la unidad electoral haya que constituir más de una mesa por razón del número de funcionarios y funcionarias.

I.1.2.d)      FUNCIONAMIETO DE LAS MESAS.

La Mesa adoptará sus acuerdos por mayoría de votos, así mismo, la Administración podrá designar un representante, que podrá asistir a las votaciones y al escrutinio.

Cada candidatura, podrá nombrar un interventor/a por Mesa. Los interventores y asistentes técnicos tienen voz, pero no voto, limitándose su labor a velar por el cumplimiento de la normativa electoral y, en caso contrario, a presentar ante la Mesa la oportuna reclamación por escrito, debiendo pedir copia firmada para que quede constancia.(Artículo 26.4 in fine LORAP).

Veremos en el Laudo que se recoge a continuación, que la no concesión de liberados para ser nombrados como interventores/as en un proceso electoral no es una circunstancia que dé lugar a la nulidad del proceso electoral. Por ello, en los casos en que la denegación de liberados implique una discriminación injustificada respecto a otras candidaturas, habrá de acudirse al Juzgado por Tutela de Derechos Fundamentales, solicitando a su vez la suspensión del proceso electoral.

Laudo de 22 de febrero de 1995, puesto en Cádiz por doña Francisca Fuentes Rodríguez: “(...) Único.- La impugnación del proceso electoral señalado se basa en la no concesión de personal liberado para asistir como interventor a las Mesas electorales de dicho proceso electoral. Este motivo de impugnación no puede ser acogido, y ello por cuanto que el artículo 73.5 del Estatuto de lo Trabajadores establece en efecto, la posibilidad de que cada candidato o candidatura nombre un interventor por Mesa, pero sin que dicha posibilidad constituya una exigencia ineludible para la validez del proceso electoral, ni suponga, correlativamente, una obligación para la empresa de conceder personal liberado a tal efecto. La ausencia de interventores en las Mesas electorales, por tanto, no supone un vicio grave que afecte a las garantías del proceso electoral y que altere su resultado.

 Respecto de los motivos por los que la CGT no ha podido tener interventor en las Mesas cabe señalar que si dicho sindicato estima que la no concesión de personal liberado supone una conducta discriminatoria hacia su sindicato por parte de la Consejería de Educación y Ciencia de la Junta de Andalucía respecto de otros sindicatos a los que se les ha concedido este personal, deberá de acudir al cauce procesal adecuado para recabar la tutela del derecho de libertad sindical, no siendo este árbitro competente para manifestarse sobre tal extremo.”

 

I.1.2.e)      LAS FUNCIONES DE LAS MESAS:

  • Mesa Electoral Coordinadora (Artículo 12 RD 1846/1994).

•    Elaborar y publicar el censo del personal funcionario, con indicación de quienes son electores y elegibles.

•    Resolver cualquier incidencia o reclamación relativa a inclusiones, exclusiones o correcciones del censo.

•    Elaborar los censos de electores asignados a cada una de las Mesas electorales parciales.

•    Determinar el número de representantes que hayan de ser elegidos en aplicación de lo dispuesto en los artículo 39 del EBEP.

•    Fijar la fecha de la votación, indicando las horas en que estarán abiertos los centros, dentro de la jornada laboral ordinaria, previendo las situaciones de aquellos que trabajen a turnos o en jornadas especiales, circunstancias que deberán comunicarse al órgano gestor de personal en el plazo de veinticuatro horas, para que ponga a disposición de las Mesas electorales locales y medios que permitan su normal desarrollo. Ni la LORAP, ni el EBEP, ni el RD 1846/1994 señalan en qué momento se debe fijar la fecha de la votación, aunque sería recomendable que se fijara a las 24 horas de la constitución de la Mesa. Normalmente, la Mesa elabora un calendario electoral con lo que efectivamente a las 24 horas siguientes de la constitución de la Mesa podremos tener conocimiento de la fecha de votación.

•    Proclamar las candidaturas presentadas y resolver las reclamaciones que se presenten al efecto.

•    Resolver las solicitudes de votación por correo, remitiendo el voto a la Mesa electoral parcial que corresponda.

•    Recibir los escrutinios parciales efectuados por las correspondientes Mesas electorales parciales y realizar el escrutinio global.

•    Levantar el acta global de escrutinio, con publicación y envío por los medios legalmente establecidos de la misma a la Oficina Pública de Registro dependiente de la autoridad laboral.

•    Fijar los criterios a tener en cuenta en el proceso electoral.

•    Expedir certificación de los resultados electorales a las y los Interventores acreditados ante la Mesa electoral.

- Mesas Electorales Parciales.

Las mesas electorales de Centro de trabajo o parciales asumen las siguientes funciones

•    Presidir la votación de la urna que le sea asignada, resolviendo las incidencias que en la misma se produzcan;

•    Realizar el escrutinio de las votaciones de su urna.

•    Levantar el acta correspondiente y remitir la misma a la Mesa Electoral Coordinadora.

•    La primera de las actuaciones a realizar por las mesas en el proceso electoral es la lista de electores, esto es, el Censo Electoral.

I.1.3         EL CENSO DE PERSONAL FUNCIONARIO Y CENSO ELECTORAL.

Las Mesas electorales obtendrán de la Administración el censo del personal funcionario en modelo normalizado, en el término de doce días hábiles desde la recepción del escrito de promoción de elecciones. Esto es con la propia comunicación a los funcionarios  que deban constituir la Mesa Electoral, se dará traslado del censo.

Como hemos visto corresponde a la mesa electoral única o la mesa coordinadora la lista de electores y para ello la mesa deberá contar con el censo del personal funcionario afectado por el proceso electoral. Para elaborar la lista de electores y electoras la Administración deberá facilitar los medios necesarios a la mesa electoral.

NO DEBE CONFUNDIRSE EL CENSO DE PERSONAL FUNCIONARIO CON EL CENSO ELECTORAL. Censo de personal funcionario son todas y todos los funcionarios de los Centros de Trabajo de la unidad electoral con independencia de su antigüedad o el tipo de contrato que les vincule a la misma. El Censo Electoral lo forma el conjunto de funcionarios y funcionarias de una unidad electoral, que el día de la votación podrán ejercitar su derecho a voto, según veremos en el epígrafe siguiente al analizar la condición de electores.

La lista, una vez elaborada, se expondrá en los tablones de anuncios de todos los centros de trabajo, de la unidad electoral, durante al menos setenta y dos horas.

En el censo mencionado se hará constar:

-    El nombre y dos apellidos.

-    Sexo

-    Fecha de nacimiento.

-    Documento Nacional de Identidad

-    La antigüedad reconocida en la función pública.

Es fundamental comprobar que el Censo es correcto. Para ello podemos utilizar los siguientes medios:

-    Instar a todo el personal a que comprueben sus datos en el tablón de anuncios.

-    Solicitar de la Administración los censos del personal funcionario para comprobar que la mesa no se ha equivocado.

I.1.4          ELECTORES/AS Y ELEGIBLES.

 I.1.4.a)     ELECTORES.

Tienen la condición de elector el personal funcionario que se reúna las siguientes condiciones (Artículo 16.LORAP y artículo 14 RD 1846/1994):

  • 1.      Los funcionarios y las funcionarias que se encuentren en servicio activo, los cuales ejercerán sus derechos y obligaciones electorales en la unidad electoral en la que ocupen plaza.
  • 2.      Los funcionarios y las funcionarias en servicio activo que desempeñen un puesto de trabajo en comisión de servicio, que se incluirán en las unidades electorales correspondientes al puesto de trabajo que efectivamente desarrollen.
  • 3.      Los funcionarios y las funcionarias con una situación equiparable a la de servicio activo (interinos o en prácticas), cuya unidad electoral es en la que prestan servicios.
  • 4.      Los funcionarios y las funcionarias que ocupen puestos de personal eventual calificados de confianza o de asesoramiento especial que se encuentre en situación de servicios especiales, cuya circunscripción es la de procedencia.

Momento en que deben reunirse estos requisitos para ser elector: SE CONSIDERAN ELECTORES A LOS QUE CUMPLAN CON LOS REQUISITOS ANTERIORES EN EL MOMENTO DE LA VOTACIÓN

I.1.4.b)     ELEGIBLES.

Tienen la condición de elegibles los funcionarios y las funcionarias que reúnan las siguientes condiciones (Artículo 16.3 LORAP y artículo 14 RD 1846/1994):

  • 1.      Los funcionarios y las funcionarias que se encuentren en servicio activo, los cuales ejercerán sus derechos y obligaciones electorales en la unidad electoral en la que ocupen plaza.
  • 2.      Los funcionarios y las funcionarias en servicio activo que desempeñen un puesto de trabajo en comisión de servicio, que se incluirán en las unidades electorales correspondientes al puesto de trabajo que efectivamente desarrollen.
  • 3.      Los funcionarios y las funcionarias con una situación equiparable a la de servicio activo.  (funcionarios interinos o funcionarios en prácticas), cuya unidad electoral es en la que prestan servicios.

Momento en que deben reunirse estos requisitos para ser elegible: SE CONSIDERAN ELEGIBLES A LOS QUE CUMPLAN CON LOS REQUISITOS ANTERIORES EN EL MOMENTO DE PRESENTACIÓN DE LAS CANDIDATURAS.

Nota:  En cuanto a la interpretación del concepto de “Servicio Activo”, recogemos aquí por ser ilustrativo el Laudo de 25 de marzo de 1995, puesto en Murcia por D. Alberto Nicolás Franco:

“(...) CUARTO.- el art. 16 de la Ley 9/1987, de 12 de mayo, de Órganos de representación Determinación de las Condiciones de Trabajo y Participación del Personal al servicio de las Administraciones Públicas (LORAP), dispone que serán electores y elegibles los funcionarios que se encuentren en SERVICIO ACTIVO

El apartado 2º de dicho artículo, dispone igualmente que no ostentaran dicha condición los funcionarios que se encuentren en situación de excedencia, suspensión y servicios especiales, (respecto a estos últimos, se hace la salvedad de aquellos que se encuentre en situación de servicios especiales por ocupar puesto de confianza o asesoramiento especial)

Igualmente la Disposición Transitoria de la referida LOR señala expresamente que los funcionarios en situación de SUPERNUMERARIOS no podrán ostentar la condición de electores ni elegibles.

En parecidos términos se pronuncia el reglamento de elecciones del Personal al Servicio de la Administración del Estado (RD 1846/1994, de 9 de septiembre), si bien su art. 14.3.2, concreta que el personal en activo, que desempeñe un puesto de trabajo en comisión de servicios, se incluirá en las unidades electorales correspondientes al puesto de trabajo que efectivamente desarrollen.

 

Ejemplo.- Una funcionaria o funcionario interino contratado el día antes de la votación tendrán derecho a votar, y el contratado un día antes de la presentación de las candidaturas podrá formar parte de la misma y en consecuencia ser elegible.

I.1.4.c)      NO CONDICIÓN DE ELECTORES Y ELEGIBLES.

Según los artículos 16.1 en relación con los artículos 14.3.4 y 5 RD 1846/1994, no ostentarán la condición de electores o elegibles aquellos funcionarios y funcionarias en las que concurra alguna de las siguientes circunstancias:

  • 1        Los funcionarios y las funcionarias que se encuentren en las situaciones administrativas de excedencia, suspensión y servicios especiales.
  • 2        Los funcionarios y las funcionarias que sean nombrados por Real Decreto acordado en Consejo de Ministros o por Decreto de los Consejeros de Gobierno de CCAA, y en todo caso quienes desempeñen cargos con categoría de Director General o asimilados u otros de rango superior.
  • 3        El personal eventual, excepto el personal eventual calificado de confianza o asesoramiento especial y que hayan sido declarados en la situación administrativa de servicios especiales.

I.1.5         PUBLICACIÓN DEL CENSO ELECTORAL PROVISONAL Y CENSO ELECTORAL DEFINITIVO.

El Censo Electoral será publicado en los tablones de anuncios, mediante su exposición, durante un tiempo no inferior a setenta y dos horas. Esta exposición tiene el carácter de censo provisional contra el que pueden interponerse reclamaciones.

Las impugnaciones ante la Mesa, contra la lista de electores, podrán realizarse hasta las 24 horas siguientes a la finalización del plazo de exposición pública. Las reclamaciones ante la Mesa pueden tener por objeto:

-    La inclusión en el Censo.

-    La exclusión del Censo.

-    La corrección de errores.

Este plazo de 24 horas debe entenderse como día hábil siguiente, es decir, siempre que no coincida en día festivo, en cuyo caso se aplazaría otras 24 horas.

La mesa electoral coordinadora resolverá la impugnaciones y publicará la lista definitiva de electores dentro de las veinticuatro horas siguientes a la finalización del trámite descrito anteriormente. Ese plazo también se entenderá como período hábil. Siendo éste el censo definitivo.

Si vamos a presentar candidatura, debemos de tener en cuenta que será básico comprobar que los posibles candidatos/as se encuentran correctamente incluidos en el Censo.

Contra la resolución de la Mesa Electoral que resuelva las reclamaciones al Censo, cabrá presentar la correspondiente Reclamación Arbitral, de conformidad con el procedimiento que se recoge en la presente Guía.

Paralelamente a este periodo de exposición del Censo, la Mesa determinará el número de representantes a elegir, de acuerdo con la relación que hemos visto en los puntos anteriores sobre unidades electorales y número de miembros en función del número de funcionarios y funcionarias.

I.1.6          CANDIDATURAS.

I.1.6.a)      ¿QUIÉN PUEDE PRESENTAR CANDIDATURAS?

Artículos 26.4 LORAP y 16 del RD 1846/1994.

Pueden presentar candidaturas:

-    Los Sindicatos legalmente constituidos.

-    Las coaliciones de sindicatos, llamadas Coaliciones Electorales.

-    Los funcionarios y las funcionarias, si está avalada la candidatura por un número de electores, de su misma unidad electoral, de al menos el triple de puestos a cubrir.

Las firmas y datos de identificación deben adjuntarse a la candidatura.

Un sindicato, coalición o el mismo grupo de funcionarios no puede presentar más de una candidatura.

I.1.6.b)      ¿CUÁNDO SE PUEDEN PRENTAR CANDIDATURAS?.

Las candidaturas serán presentadas en el plazo fijado por la Mesa, que en todo caso será dentro de los nueve días siguientes a los de la publicación del censo definitivo. (Días que deberemos entender como “naturales”)

Deberemos tener especial cuidado sobre el momento idóneo para presentar candidatura, así se deberá valorar en el caso de tener la candidatura con antelación suficiente si presentarla cuanto antes por si fuese necesario realizar alguna subsanación, o bien esperar al último momento con el fin de evitar presiones sobre nuestros candidatos.

La Mesa, hasta la proclamación definitiva de las candidaturas, podrá requerir para la subsanación de los defectos observados. También podrá solicitar la ratificación de los candidatos y candidatas que deberá efectuarse por los propios interesados e interesadas.

I.1.6.c)      COMPOSICIÓN DE LA CANDIDATURA.

En cada candidatura deben figurar, como mínimo, el mismo número de puestos a cubrir que de candidatos y candidatas. Es conveniente incluso, que contengan mayor número que el de puestos, pues ello facilitará las suplencias en casos de renuncias, dimisiones o sustituciones por otras causas.

La renuncia de algún candidato o candidata antes de la fecha de votación, no invalidará la candidatura, siempre y cuando mantenga, como mínimo, el 60% de los puestos a cubrir.

Las candidaturas para la elección de estos órganos de representación son cerradas y bloqueadas, de manera que los funcionarios y funcionarias no pueden, a la hora de la votación tachar, añadir o modificar el orden de los candidatos, ya que el voto sería nulo. (Artículo 18 LORAP, Artículo 16.3 RD 1846/1994).

En los casos de candidaturas presentadas por grupos de funcionarios y funcionarias, se deberán adjuntar los datos de identificación y las firmas que avalen la candidatura.

I.1.6.d)      ¿QUIÉNES PUEDEN SER CANDIDATOS Y CANDIDATAS?

Podrán ser candidatos y candidatas aquellos funcionarios y funcionarias que tengan la condición de elegibles en el momento de presentación de la candidatura, según los términos analizados en el punto VI.1.4.b del presente capítulo.

No pueden ser candidato o candidata quienes formen parte de la Mesa electoral. En el caso de que en alguno de nuestros candidatos o candidatas concurra la condición de miembros de la Mesa Electora, bastará con comunicar a la Mesa nuestra intención de presentarnos a las elecciones como candidato o candidata, para ser sustituido por un suplente en el plazo establecido para la presentación de candidaturas.

Los candidatos y candidatas deberán aceptar su integración en la candidatura, firmando el correspondiente impreso.

I.1.6.e)      ¿CÓMO SE PRESENTAN LAS CANDIDATURAS?

Las candidaturas se presentan ante la Mesa Electoral coordinadora correspondiente a través de un modelo normalizado.

Se utilizarán tantos ejemplares del modelo, como sean necesarios para relacionar a todos los candidatos y candidatas propuestos, debiendo ser todos ellos firmados por el o la representante legal, y diligenciados por el Secretario o Secretaria de la Mesa en el momento de su presentación.

Las candidaturas deben ir firmadas por la representación legal de la organización sindical que la presenta. Si la Mesa estimara necesario la presentación del poder notarial del representante legal del sindicato, éste será siempre un defecto subsanable. Sí será importante tener acreditadas a determinadas personas, con el fin de realizar los actos de presentación de candidatura o todas aquellas reclamaciones que se tengan que presentar ante la Mesa electoral.

Ya hemos dicho que las personas que formen parte de la candidatura han de acreditar su condición de elegibles en el momento de presentación de la misma, por lo que debemos estar atentos a que no nos excluyan ningún candidato o candidata alegando que en el momento de elaboración del Censo no reunía los requisitos exigidos.

También se ha hecho ya referencia, a que la candidatura es una lista cerrada, y que el voto se otorga al conjunto de la candidatura, algo que habremos de recordar a nuestros posibles electores, pues cualquier enmienda o tachadura convertirá el voto en nulo.

I.1.7          PROCLAMACIÓN PROVISIONAL DE CANDIDATURAS Y PROCLAMACIÓN DEFINITIVA.

I.1.7.a)       PROCLAMACIÓN PROVISIONAL DE CANDIDATURAS.

Dentro de los 2 días laborables siguientes a la finalización del plazo para presentar candidaturas, la Mesa procederá a su proclamación y las expondrá en los tablones de anuncios de todos los centros de trabajo de la unidad electoral.(Artículo 16.4 RD 1846/1994)

Es un acto electoral importante, pues las candidaturas no proclamadas no tienen derecho a ser votadas.

I.1.7.b)      RECLAMACIONES Y PROCLAMACIÓN DEFINITIVA DE CANDIDATURAS

Contra el acuerdo de proclamación provisional de candidaturas se podrá:

-    Reclamarse en el siguiente día hábil.

-    Y la Mesa deberá resolver en el posterior día laborable acordando la proclamación definitiva.

Las reclamaciones se realizarán mediante escrito, cuya copia será firmada por quien obtente el cargo de Presidente o Secretario de la Mesa Electoral.

La Mesa, hasta la proclamación definitiva de candidaturas, podrá requerir la corrección de los defectos observados, y solicitar la ratificación de los candidatos y candidatas que deberá efectuarse por los propios interesados e interesadas.

Proclamadas las candidaturas definitivamente, los promotores de las elecciones, los presentadores de candidaturas y los propios candidatos, podrán efectuar desde el mismo día de tal proclamación, hasta las cero horas del día anterior al señalado para la votación, la correspondiente propaganda electoral, tal y como se explica a continuación. (Artículo 16.4 RD 1846/1994).

 

I.1.8         LA CAMPAÑA ELECTORAL.

Como ya hemos anunciado, entre la proclamación definitiva de candidaturas y el acto de la votación, mediarán, como mínimo, 5 días hábiles (Artículo 16.4 RD 1846/1994). Desde el mismo día de la proclamación hasta las 0 horas del día anterior a la votación, los candidatos y candidatas, promotores y presentadores de las candidaturas, podrán realizar la propaganda electoral que consideren oportuna, siempre que no se altere la prestación normal del trabajo o del servicio.

Debe tenerse en cuenta que la normativa establece el día anterior a la votación como día de reflexión, por lo que en realidad, la "campaña electoral" propiamente dicha, tendrá un día menos de duración que el antes señalado desde la proclamación de candidatura.

También debemos tener en cuenta el derecho de acceso a la empresa o Centro de Trabajo, en nuestro caso a las dependencias de la Administración Pública de la que se trate, que la Ley Orgánica 11/85 (LOLS) reconoce, manifestando que la libertad sindical comprende la presentación de candidaturas, y que quienes ostenten cargos electivos en los Sindicatos, tendrán derecho a asistir y acceder a los centros de trabajo, para participar en las actividades propias del Sindicato o del conjunto de trabajadores y trabajadoras, previa comunicación al empresario, y sin que el ejercicio de ese derecho pueda interrumpir el desarrollo normal de la actividad.

En el supuesto de que en alguna unidad se impidiera el acceso de nuestros representantes, se podrán iniciar acciones legales en defensa de nuestro derecho, incluyendo demandas de Tutela de Libertad Sindical, o incluso una denuncia ante el Juzgado de Instrucción correspondiente.

Las reuniones de funcionarios y funcionarias que tengan lugar durante la campaña electoral se atendrán a lo dispuesto en el capítulo V de la LORAP aunque, dada la excepcionalidad y periodicidad de los procesos electorales, no se computará el número de horas utilizadas para dicha campaña electoral, a efectos de lo previsto en el artículo 42 de la citada Ley. (Artículo 16.7 RD 1846/1994).

Estarán legitimados para convocar reuniones, no sólo las personas físicas o jurídicas previstas en el Art. 41 LORAP, sino también todas las candidaturas proclamadas:

Art. 41. LORAP. Están legitimados para convocar una reunión:

a) Las Organizaciones sindicales, directamente o a través de los Delegados Sindicales.

b) Los Delegados de Personal.

c) Las Juntas de Personal.

d) Cualesquiera funcionarios de las Administraciones respectivas, siempre que su número no sea inferior al 40 por 100 del colectivo convocado.

 

Art. 42 1. LORAP 1. Las reuniones en el centro de trabajo se autorizarán fuera de las horas de trabajo, salvo acuerdo entre el órgano competente en materia de personal y quienes estén legitimados para convocar las reuniones a que se refiere el artículo anterior. En este último caso, sólo podrán concederse autorizaciones hasta un máximo de treinta y seis horas anuales. De éstas, dieciocho corresponderán a las Secciones Sindicales y el resto a los Delegados o Juntas de Personal.

2. Cuando las reuniones hayan de tener lugar dentro de la jornada de trabajo, la convocatoria deberá referirse a la totalidad del colectivo de que se trate, salvo en las reuniones de las Secciones Sindicales.

3. En cualquier caso, la celebración de la reunión no perjudicará la prestación de los servicios.

4. En aquellos centros de trabajo en que presten servicio más de 250 funcionarios, se habilitará un local con dotación de material adecuado para uso de las Organizaciones Sindicales, Delegados de Personal o miembros de las Juntas de Personal, cuya utilización se instrumentará mediante acuerdo entre ellas.

5. En todos los centros de trabajo habrán de existir lugares adecuados para la exposición, con carácter exclusivo, de cualquier anuncio sindical.

El número y distribución de los tablones de anuncios será el adecuado al tamaño y estructura del centro, de forma que se garantice la publicidad más amplia de los anuncios que se expongan. En todo caso, las unidades administrativas con ubicación independiente, cualquiera que sea su rango, deberán disponer de, al menos, un tablón de anuncios.

I.1.9          VOTACIÓN.

Se realizará en el día señalado por la Mesa Electoral correspondiente, en jornada laboral, en los centros o lugares de trabajo y en la Mesa Electoral que corresponda a cada elector. El tiempo empleado para la votación se considerará como tiempo efectivamente trabajado.

La Mesa electoral coordinadora, o, en su caso, la mesa electoral única, señalará la fecha de votación, respetando el plazo de cinco días hábiles mínimos que deben transcurrir entre la proclamación definitiva de candidaturas y la votación. La mesa electoral comunicará la fecha de votación acordada en el plazo de 24 horas siguiente a la adopción del acuerdo de fecha, a efectos de ésta disponga los medios y locales necesarios.  (Artículo 17 RD 1846/1994).

El Voto será libre, secreto, personal y directo. Este derecho puede ejercerse mediante la presencia física del elector ante la Mesa correspondiente, o bien por correo, según veremos en el epígrafe siguiente.

En las elecciones a miembros de Junta de Personal, las candidaturas son cerradas pudiendo el elector dar su voto a un sola de las listas presentadas.

En cualquier caso el elector debe estar incluido en el Censo electoral para poder votar y, en el caso de votar ante la Mesa, deberá, además, justificar su identidad mediante el DNI, el Carné de conducir o el Pasaporte.

Las papeletas, que deberán ser iguales en tamaño, color, impresión y calidad de papel en cada Unidad Electoral, se introducen en sobres que han de ser iguales para todas las Candidaturas, depositándose en urnas cerradas y selladas.

La Administración deberá  hacerse cargo de la confección y costes de las papeletas.

Sólo por causa de fuerza mayor, y bajo responsabilidad de la Mesa, podrá suspenderse o interrumpirse la votación.

Hay que estar siempre muy atentos a que durante el día de la votación, en ningún momento falten papeletas de nuestra organización.

La votación terminará a la hora que previamente hubiera acordado la Mesa. Seguidamente, se introducirán en la urna los votos por correo y, a continuación, votarán los miembros de la Mesa y los interventores en su caso.

Nuestro interventor o interventora deberá hacer constar durante el día de la votación todas las anomalías que detecte, con el fin de facilitar así la posible impugnación posterior de las elecciones.

I.1.10      VOTO POR CORREO

Los empleados y empleadas públicas podrán emitir su voto por correo. Esta posibilidad se encuentra regulada en el artículo 19 del RD 1846/1994 y es importante que lo divulguemos entre los compañeros y compañeras para el caso que no pudieran acudir el día de la votación.

Debemos prestar mucha atención a esta modalidad de votación, pues los sindicatos mayoritarios tienden a abusar de ella y a cometer importantes fraudes en su uso, recomendando que desde el propio acto de constitución de la mesa electoral se solicite a ésta que vele por el estricto cumplimiento de la legislación vigente en esta materia.

I.1.10.a)   PROCEDIMIENTO PARA EL EJERCICIO DEL VOTO POR CORREO: COMUNICACIÓN

Si algún funcionario o funcionaria no va a poder ejercer su derecho a voto el día de la votación, podrá emitir su voto por correo. Para ello, es el trabajador o trabajadora quien ha de ponerlo en conocimiento de la Mesa Electoral y, sin duda con la finalidad de garantizar ese voto personal, libre, directo y secreto, el Reglamento fija de manera muy pormenorizada la forma en la que el éste o ésta debe comunicar a la Mesa Electoral su propósito de emitir su voto por correo.

Deberá comunicarlo a la Mesa Electoral hasta 5 días antes, como máximo, del día de la votación, y en todo caso a partir del día siguiente a la convocatoria electoral.

El escrito de solicitud del voto por correo a la mesa, se efectúa en la Oficina de Correos, mediante comparecencia personal del interesado o interesada. El escrito se presenta en sobre abierto, para que el trabajador o trabajadora postal estampe el sello de fechas, previa identificación de la persona que solicita el voto por correo a través de su DNI y comprobación de firmas.

Sin duda es un acto personal que requiere de la presencia de quien tiene derecho a voto y solicita hacerlo por correo, en la medida en que ha de identificarse ante el empleado o empleada de correos de suerte que éste, no podrá admitir la comunicación si quien remite la solicitud no coincide con el o la titular del DNI.

La Orden de 14 de noviembre de 1986 del Ministerio de Transportes, Turismo y Comunicaciones (BOE, 19.11.1986), por la que se dictan normas sobre la colaboración del Servicio de Correos en la celebración de elecciones a los órganos de representación de los trabajadores en la Empresa, que continúa en vigor, regula este procedimiento de la siguiente forma:

    • 1.      El elector que prevea que en la fecha de la votación no se encontrara en el lugar en el que le corresponda ejercer el derecho al sufragio, podrá emitir su voto por correo previa comunicación a la Mesa Electoral.
    • 2.       
    • 3.      … el funcionario de Correos encargado de la recepción de la solicitud exigirá del interesado la exhibición del documento nacional de identidad a fin de comprobar sus datos personales y la coincidencia de firma de ambos documentos.
    • 4.      También podrá efectuarse la comunicación en nombre del elector por persona debidamente autorizada, quien deberá acreditar su identidad y representación bastante.
    • 5.       ..., la persona autorizada deberá presentar, junto con la comunicación a la Mesa Electoral, un poder notarial especial o una autorización con la firma legitimada por Notario. La comunicación la presentará en cualquier oficina de Correos y el funcionario que reciba dicha comunicación comprobará la coincidencia de la firma del apoderado o autorizado con el de su documento nacional de identidad ....

Así pues la delegación para solicitar el voto por correo necesita la previa autorización a persona concreta, quien debe acreditar su identidad y representación bastante mediante exhibición de DNI y documento notarial ante el empleado o empleada de correos. La persona autorizada deberá presentar un poder autorizado o una autorización con la firma legitimada por notario. Por consiguiente, a estos efectos, la representación bastante se acredita exclusivamente mediante la presentación de Poder notarial o autorización por notario, no siendo válidas otras modalidades de autorización.

Respecto al alcance de dicha representación, cabe afirmar de igual manera, que la citada representación debe extenderse individualmente en relación con cada elector y sin que en el mismo pueda incluirse a varios electores, ni una misma persona representar a más de un elector. En consecuencia, no resultan admisibles los apoderamientos múltiples

No obstante todo lo anterior, indicar que en algún caso, en el que todos los sindicatos y previa autorización de los y las trabajadoras, si es cierto que algún juzgado ha flexibilizado dicho trámite permitiendo la gestión delegada del mismo, siempre que la posterior votación se desarrolle conforme los trámites previstos y la gestión delegada se limite a presentar ante la Mesa. (SJS Madrid 21 de junio de 1999).

I.1.10.b)  REMISIÓN DE PAPELETAS.

La Mesa comprobando la identidad del solicitante, que este se encuentra incluido en el Censo electoral y que la petición reúne los requisitos contenidos en el art. 10.1 del RD 1844/1994, anotará la petición y le remitirá las papeletas electorales y el sobre en el que debe introducir el voto.

I.1.10.c)   EMISIÓN DEL VOTO.

El elector/a deberá introducir su voto en un sobre que cerrará y se introducirá en otro de mayores dimensiones que igualmente le habrá sido remitido por la Mesa, con una fotocopia de su DNI, y lo remitirá de nuevo por correo certificado a la Mesa electoral.

A diferencia del art. 10.1, que como hemos visto exige la presencia del elector o electora en la oficina de correos y la acreditación de su personalidad por el empleado o empleada de correos el art. 10.4 del RD 1844/1994  tan solo se exige que el elector introduzca la papeleta en el sobre remitido por la Mesa. Electoral y que junto con una-fotocopia de su DNI lo ponga en un sobre de mayores dimensiones, remitiéndolo por correo certificado. Pero, de ello no deriva que el elector o electora haya de ser personalmente quien deposite el pliego a certificar en la dependencia postal. La disposición reglamentaria señala que el elector remitirá pero no afirma que deba hacerlo personalmente o por persona debidamente autorizada acreditando ésta su identidad y representación bastante.

La exigencia de la presencia del elector o electora en el momento de entregar los sobre con el voto pudiera impedirle el derecho al voto, en caso de no poder hacer el depósito personalmente, en contra de la voluntad manifestada ante la Mesa Electoral, y a través de un requisito que la disposición reglamentaria no contiene porque cuando indica remitirá no afirma ni excluye que lo haga por sí o a través de un tercero. La garantía del voto por correo queda afianzada por la inclusión que el elector hace de una de las papeletas electorales en el sobre remitido por la Mesa Electoral al elector y su remisión con una fotocopia de su DNI y a través de correo certificado, mas sin que el sistema certifique cual sea el contenido del sobre que se remite a la Mesa Electoral y en la medida que no se presenta abierto.

No obstante lo anterior y dado el carácter de personalísimo del derecho de sufragio, la posibilidad de que el voto sea remitido por el/la representante y no por el propio votante es discutida y, en numerosas ocasiones, ha dado lugar a la impugnación de procesos electorales, siempre que existan indicios de que no ha sido el propio votante el que ha realizado el voto, deberemos estar muy atentos a la acreditación de la representación y a las circunstancias de la votación).

I.1.10.d) CUSTODIA, CÓMPUTO Y CONCURRENCIA DE PAPELETAS.

Recibido el voto por correo, será custodiado por el Secretario o Secretaria de la Mesa hasta el día de la votación. Una vez concluida ésta y antes del escrutinio, lo entregará al Presidente o Presidenta, que lo abrirá para identificar al elector, y declarará expresamente que ha votado, introduciendo después el voto en la urna.

Si se hubiera recibido después de terminar la votación, no se computará el voto ni se tendrá al elector por votante, quemándose el sobre sin abrir y tomando nota del hecho.

Si el elector o electora que haya votado antes por correo se encontrase presente el día de la votación, y votase personalmente, lo manifestará a la mesa. En este caso la mesa, después de votar, le entregará el voto enviado por correo. Si no hubiese llegado el voto, cuando se reciba se “incinerará”, tal y como establece el artículo 19 RD 1846/1994.

Es importante seguir cuidadosamente este proceso, y anotar en el acta cualquier incidencia que detectemos pues, como se ha dicho, es un sistema de votación del que se ha abusado por parte de los sindicatos mayoritarios.

I.1.11      ESCRUTINIO Y ATRIBUCIÓN DE RESULTADOS.

Inmediatamente después celebrar la votación las Mesas electorales parciales procederán públicamente al recuento de votos, mediante la lectura, en voz alta, de las papeletas. (Artículo 27.2  LORAP en relación con el artículo 20 RD 1846/1994).

De este recuento se levantará acta con los resultados del escrutinio parcial de votos correspondiente a su ámbito, empleando a tales efectos los modelos normalizados. (Ver Anexo II. Modelo normalizado 19 y 20).

En este modelo normalizado constará, al menos:

  • La composición de la Mesa o Mesas.
  • El número de votantes,
  • Los votos obtenidos por cada lista.
  • Los votos nulos
  • Las reclamaciones o incidencias que se hubiesen producido.

Una vez redactada el acta ésta será firmada por los componentes de la Mesa, los y las interventores y el representante de la Administración, en su caso, si los hubiera.

Hemos de reclamar siempre un modelo del acta normalizado y firmado.

La Mesa Electoral coordinadora, dispone de un plazo máximo de tres días naturales para la redacción del acta de escrutinio global. , aunque siempre será preferible instar a que se realice en el acto.

I.1.12     EL RECUENTO DE VOTOS:

Son votos válidos:

-  Los emitidos correctamente a favor de una determinada candidatura.

-  También se consideran válidos cuando un mismo sobre contiene varias papeletas de la misma candidatura, computando, claro está, como un sólo voto.

-  Son igualmente votos válidos los votos en blanco, siendo importantes por las reglas de cómputo en el escrutinio, que más adelante se recogen, aunque no se tengan en cuenta para la atribución de representantes. Se consideran votos en blanco, tanto las  papeletas en blanco como los sobres sin papeleta.

Son votos nulos:

-  Las papeletas ilegibles, con tachaduras o expresiones ajenas a la votación.

-  Las que contengan candidatos/as no proclamados oficialmente.

-  Las depositadas sin sobre.

-  Las que tengan adiciones o supresiones a la candidatura proclamada o cualquier tipo de alteración o manipulación.

- Las de sobres que contengan dos o más candidaturas distintas.

  • Los votos emitidos en sobres o papeletas distintas de los modelos oficiales.
  • Los emitidos en papeletas que tengan menos candidatos del 60% de puestos a cubrir.

 

I.1.13     ATRIBUCIÓN DE RESULTADOS

I.1.13.a)  REGLAS PARA LA ATRIBUCIÓN DE RESULTADOS

  • 1.      Sólo tendrán derecho a la atribución de representantes las listas que obtengan, como mínimo, el 5% de los votos válidos, excluyendo los votos nulos.
  • 2.      A cada lista de las que hayan obtenido al menos ese 5%, se atribuirán, mediante el sistema de representación proporcional, los votos que corresponda:

2.1     Del total de votos válidos anterior, se restan los votos en blanco y los obtenidos por candidaturas que no hubieran alcanzado el 5% (es decir, sólo votos a candidaturas que tengan derecho a representación).

2.2     El resultado se divide entre el número de puestos a cubrir, lo que nos dará un cociente.

2.3.      Se dividirá el número de votos obtenido por cada candidatura (que haya obtenido más del 5% de votos) por el cociente anterior, obteniéndose un número de representantes para cada una, según la parte entera del cociente que resulte.

2.4       Los puestos sobrantes se atribuirán, ordenadamente, a las candidaturas de mayor resto.

2.5       Dentro de cada lista se elegirá a los candidatos y candidatas por el orden en que figuren en la candidatura.

2.6       En caso de empate de votos o de empate de enteros o de restos para la atribución del último puesto a cubrir, resultará elegido el candidato de mayor antigüedad.

I.1.13.b)  EJEMPLO DE ATRIBUCIÓN DE RESULTADOS

Una unidad electoral de 780 electores/as corresponde, en consecuencia elegir, 21 representantes.

Al realizar el escrutinio global se han obtenido los siguientes resultados:

CANDIDATURAS

VOTOS

CGT

260

OTRO 1

30

OTRO 2

200

OTRO 3

166

 

TOTAL DE VOTOS EMITIDOS

680

NO HAN VOTADO

100

TOTAL ELECTORES/AS

780

 

VOTOS EN BLANCO

15

VOTOS NULOS

9

VOTOS VÁLIDOS

671

I.- CALCULO DEL 5% DE LOS VOTOS VÁLIDOS, Y EXCLUSIÓN DE LAS CANDIDATURAS QUE NO ALCANCEN ESE 5%, POR LO QUE SUS VOTOS NO CUENTAN PARA LA ATRIBUCIÓN DE RESULTADOS.

  • -          Total votos válidos. (671). La cifra de 671 es el resultado de descontar los 9 votos nulos al total de votos emitidos a candidaturas.
  • -          5% de 671 = 33.

La candidatura OTRO 1, quedará excluida por no haber obtenido el 5% de los votos válidos, por lo que sus votos no cuentan para la atribución de resultados a las demás candidaturas.

II.-OBTENER EL COCIENTE ELECTORAL DE CADA CANDIDATURA QUE SUPERE EL 5% DE LOS VOTOS VÁLIDOS (EXCLUIDOS LOS VOTOS EN BLANCO Y LOS VOTOS DE LAS CANDIDATURAS QUE NO ALCANCEN EL 5%) , EN FUNCIÓN DEL NÚMERO DE REPRESENTANTES A ELEGIR.

Cociente:                    626 / 21 = 29.81

La cifra de 626 votos, es el resultado de descontar a los 671 votos válidos los 15 votos en blanco más los votos otorgados a la candidatura OTRO 1. (30 votos).

La cifra de 21 son los miembros de la Junta de Personal a elegir, teniendo en cuenta que la unidad electoral es de 780 electores.

En consecuencia el coeficiente electoral de cada candidatura sería, el resultado de dividir los votos obtenidos por cada candidatura que supere el 5% entre el coeficiente anterior.

Candidatura

 

CGT

260/29.81 = 8.72

OTRO 2

200/29.81 = 6.71

OTRO 3

166/29.81 = 5.57

III.- ADJUDICAR PUESTOS.

  • A)    En primer lugar se tiene en cuenta la parte entera del coeficiente de la tabla que acabamos de elaborar.  

Candidatura

Adjudicación por enteros

CGT

8

OTRO 2

6

OTRO 3

5

Por lo tanto quedan por adjudicar 2 puestos. Los puestos a cubrir es 21 teniendo que la unidad electoral es de 780 electores.

B) Los puestos hasta completar los 21 miembros a elegir se distribuirán en función de los restos obtenidos en el coeficiente que hemos visto, adjudicando los representantes a los restos más altos, con el siguiente resultado definitivo:

Candidatura

Adjudicación por restos

CGT

1

OTRO 2

1

OTRO 3

0

IV.- RESULTADO DEFINITIVO.

Candidatura

Adjudicación por restos

CGT

9

OTRO 2

7

OTRO 3

5

NÚMERO TOTAL DE REPRESENTANTES ELEGIDOS

21

 

En caso de empate de votos, o empate de enteros o de restos para la atribución del último puesto a cubrir, resultará elegido el candidato de mayor antigüedad en la función pública.

I.1.14      EL ACTA GLOBAL DE ESCRUTINIO

En el plazo de los tres días siguientes al acto de votación la mesa electoral coordinadora, con presencia del Presidente o algún miembro de las mesas parciales, en quién delegue realizará el escrutinio global y atribuirá los resultados a las candidaturas que corresponda, levantando el acta global de escrutinio, según modelo normalizado. (Ver Anexo II Modelo normalizado 23) (Artículo 20.1 RD 1846/1994).

Este modelo contendrá, los datos que contenían las actas parciales:

    • Composición de la Mesa.

    • Numero de votantes.

    • Votos obtenidos por cada lista o delegado o delegada.

    • Votos nulos

    • Las reclamaciones o incidencias que se hubiesen producido.

El Acta Global de Escrutinio será firmada asimismo por los miembros de dicha mesa coordinadora, las y los Interventores y las y los representantes de la Administración, si los hubiere.

El Acta Global deberá ir, obligatoriamente, firmada y sellada por la Administración.

El Presidente/a de dicha Mesa Coordinadora remitirá certificado del escrutinio, en modelo normalizado, a las y los interventores que así lo soliciten. En el mismo figurará la fecha de la votación y los resultados producidos en la misma.

Este escrutinio global solo tendrá lugar cuando haya varias Mesas.

No debe confundirse el "certificado de escrutinio", con la copia del "acta de escrutinio” que la Mesa debe remitir a los Sindicatos que hubieran presentado candidatura, en los tres días hábiles siguientes a la finalización del escrutinio global. Su objeto es otro: si pasado el plazo en que la Mesa debe remitir la documentación a la OPR, no lo hubiese hecho, los sindicatos podrán presentar este certificado ante la misma para que se realice el correspondiente requerimiento de Actas a la Mesa.

I.1.15     RECTIFICACIÓN DE ANOMALIAS.

El artículo 20.4 del RD 1846/1994 prevé que en supuestos de anomalías tales como la falta de precisión del presentador de candidatos, o de candidaturas presentadas por siglas o denominaciones que no sean conocidas por el Depósito de Estatutos de Organizaciones Profesionales, y que dificulten la atribución de resultados, los Sindicatos o coaliciones afectadas por las anomalías podrán reclamar ante la mesa para su subsanación. La mesa en este caso deberá resolver en el plazo de 10 días hábiles.

Es importante interponer la oportuna reclamación, pues en caso contrario los resultados de tales actas se atribuirán a quienes corresponda reflejándose en el apartado del acta de “no consta” los resultados obtenidos por los causantes de las anomalías antes establecidas.

I.1.16     PUBLICACIÓN DE LOS RESULTADOS

El resultado de la votación se publicará en los tablones de anuncios de todos los centros de la Unidad electoral, dentro de las 24 horas siguientes a la redacción del acta global de Escrutinio (Artículo 22.1 RD 1846/1994).

I.1.17     REGISTRO DEL ACTA

Conforme al artículo 22.2 RD 18746/1994, la Mesa electoral dispone de tres días  hábiles desde la conclusión del escrutinio global, para remitir una copia del acta global de escrutinio a:

  • 1.      La Administración afectada.
  • 2.      Organizaciones sindicales presentadoras de candidaturas.
  • 3.      Las y los representantes electos.
  • 4.      Dirección General de la Función Pública del MAP.

Igualmente, la mesa deberá en el mismo plazo de los tres días hábiles siguientes a la conclusión del escrutinio global, registrar el original del acta global de escrutinio en la OPR correspondiente. (Artículo 22.3 RD 1846/1994 y 27.3 LORAP). A esta oficina se deberá aportar:

  • 1.      Original del Acta Global de Escrutinio.
  • 2.      Acta de constitución de las mesas electoral.
  • 3.      Papeletas de votos nulos o impugnados por las y los Interventores

La OPR, al siguiente día hábil de su recepción, publicará una copia del acta global de escrutinio en sus tablones de anuncios, y entregará otras copias a los Sindicatos que lo soliciten, indicando la fecha en que finaliza el plazo para su impugnación.

I.1.18     SUPUESTO DE DENEGACIÓN DE REGISTRO DE ACTAS Y SUBSANACIÓN DE ERRORES EN LAS ACTAS.

Las causas de denegación por parte de la OPR a registra las actas son tasados en la LORAP en su artículo 27.4. Estas causas son:

  • 1.      Actas no extendidas en modelo oficial.
  • 2.      Falta de firma del presidente de la Mesa.
  • 3.      Omisión o ilegibilidad en las actas de alguno de los datos que impida el cómputo electoral.
  • 4.      Falta de comunicación de la promoción electoral. (Preaviso), en la Oficina Pública de Registro.

En los supuestos 1, 2 y 3, la OPR requerirá, dentro del siguiente día hábil, al Presidente o Presidenta de la Mesa para que en el plazo de diez días hábiles se proceda a la subsanación. Dicho requerimiento deberá ser comunicado también a los sindicatos que hayan obtenido representación y al resto de candidaturas.

Debemos prestar especial cuidado y atención en que el Presidente o Presidenta de la Mesa Electoral subsane correctamente el defecto advertido por la OPR. En caso de negativa del Presidente o Presidenta de subsanar el error o hacerlo defectuosamente, deberemos poner en conocimiento de la OPR tal circunstancia por escrito, con el fin de que los posibles defectos advertidos puedan ser subsanados sin la presencia del Presidente.

Si se subsana la irregularidad en cuestión, la OPR registrará el acta electoral. Si transcurridos los diez días otorgados para la subsanación del error, y el defecto subsiste, o la subsanación no se realiza correctamente, la OPR procederá en el plazo de diez días a denegar el registro, debiendo notificar de nuevo esta decisión a los sindicatos que hayan obtenido representación y al Presidente de la Mesa.

En el supuesto 4, (ausencia de comunicación de la promoción electoral a la OPR), no cabe subsanación posterior, por lo que, comprobada la falta de dicho trámite, se procederá a la denegación del registro, comunicando esta decisión al Presidente o Presidenta de la Mesa, a los sindicatos que hayan obtenido representación y al resto de candidaturas.

La resolución denegatoria del Registro de las Actas podrá ser impugnada ante el Orden Jurisdiccional Social.

 

Estás en: página de inicio > jurídico-sindical: guías


Confederación General del Trabajo • CGT • MMIX • Contacto: correo@in-formacioncgt.info • Diseño: 2m2 imagen