Las cifras “económicas” presentadas en el cuadro macro de los PGE por parte del gobierno cuadran perfectamente la cuenta de la “estafa” que abrieron a partir del 2011, cuando reformaron el artículo 135 de la CE.Cada año, se ingrese lo que se ingrese, la banca y el capital financiero tienen garantizados dineros suficientes para sus rentabilidades ilegítimas, pues las cuentas del gasto social (pensiones, desempleo, dependencia, subsidios, becas…), gastos de personal de las AAPP, e inversiones, ya se ven disminuidas en la cuantía suficiente y necesaria para cuadrar un déficit “público” fijado por Bruselas, que le permite no contabilizar como “deuda”, las denominadas “ayudas al sector financiero”, es decir, el robo y desposesión de miles y miles de millones del gasto social para, de esta manera, “cuadrar las cuentas” y convertir en estructural la desigualdad, la pobreza y la exclusión social.

Boletín 156 Presupuestos Generales del Estado 2017