Pocos aspectos de la cambiante legislación actual sufren tantas modificaciones como el de la contratación que ha sido, claramente, un instrumento fundamental en manos de políticos y empresas para precarizar la realidad laboral. Ni que decir tiene que con la complicidad absoluta de UGT-CCOO.

Se trata por lo tanto de un importantísimo aspecto que debemos conocer con profundidad para poder situar en cada momento tanto los límites legales como los objetivos reivindicativos en esta materia, dentro de nuestra labor sindical en defensa de la estabilidad en el empleo y contra la precariedad.